BIENVENIDO

BIENVENIDO
ABBA PADRE

miércoles, 7 de diciembre de 2011

HOMILIA DEL ARZOBISPO DE ACAPULCO MONSEÑOR FELIPE AGUIRRE FRANCO EN EL DIA DE LA BAHIA DE SANTA LUCIA 2007

Homilía


CÁNTICO DE LAS CREATURAS
EN LA BAHÍA DE SANTA LUCÍA
13 de diciembre de 2007


+ Felipe Aguirre Franco
Arzobispo de Acapulco

Creaturas todas del Señor, presentes en esta Bahía, bendecid al Señor, ensalzadlo con himnos por los siglos.

Cielos que se retratan en sus aguas, bendecid al Señor.

Aguas que bullen en su oleaje, bendecid al Señor.

Que el sol y su luz esplendorosa que nos regala auroras doradas y ocasos bordados de grana, bendecid al Señor.

Que la luna y las estrellas que gobiernan la noche, inquietando las aguas, bendecid al Señor.

Lluvia, relámpagos y retumbos, que se anidan en medio de las altas mareas, bendecid al Señor.

Vientos huracanados y brisas suaves, bendecid al Señor.

Calores y altas temperaturas, que se mitigan en sus litorales, bendecid al Señor.

Días radiantes, con arenas ardientes, bañadas por las aguas, bendecid al Señor.

Bendigan el Morro y el Farallón del Obispo al Señor, ensalzadlo con himnos por los siglos.

Algas, muzgos, anémonas, erizos y corales, bendecid al Señor.

Acantilados, escollos, islotes y arrecifes, bendecid al Señor.

Playas de la Condesa, Hornitos, Papagayo, Tamarindos y Tlacopanocha, bendecid al Señor.
Arenas y litorales de la Bahía, que se impregnan de las marinas sales, ensalzadlo con himnos por los siglos.

Que La Bocana y sus horizontes, bendigan al Señor.

Mares embravecidos, aguas claras y cristalinas, bendecid al Señor.

Cetáceos y peces. Ballenas, crustáceos, cangrejos, percebes, ostiones, langostas, almejas y camarones, bendecid al Señor.

Peces Vela, delfines y tiburones, bendecid al Señor.

Aves marineras que graznan en parvadas y pintan de blanco añil los farallones, bendecid al Señor.

Pelícanos eucarísticos, con su alcatraz de peces en el pecho; gaviotas inquietas, escoltando las embarcaciones; patos buzos que subrayan de lápiz el espacio. Bendecid al Señor.

Ríos del Papagayo, del Camarón y de la Sabana, que encuentran su destino final, en el piélago inmenso de los mares. Bendecid al Señor.

Enormes cruceros, ciudades flotantes que surcan la Bahía; cayucos, lanchas de remo y de motor; barcas con fondo de cristal; yates, regatas, veleros y toda clase de embarcaciones. Bendecid al Señor.

Marinos, pescadores, guardacostas, buzos y deportistas acuáticos. Bendecid al Señor.

Hijos de los hombres, acapulqueños, guerrerenses, turistas, visitantes, que pueblan a diario, en alegre descanso y recreo, nuestras playas, que protege Santa Lucía. Bendecid al Señor.

Santa María de Guadalupe, Reina de los Mares, que desde hace 49 años tiene su trono marítimo, en medio de nosotros, bendiga al Señor e interceda por nosotros.

Santa Lucía, Virgen y Mártir, Patrona de nuestra Bahía de Acapulco y que lleva su nombre; ángeles y santos de Dios, bendecid al Señor.

Sacerdotes del Señor, Religiosas, Fieles todos, acapulqueños, que nos alimentamos de las aguas maternales de esta bahía; bendecid al Señor.

Bendigamos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, ensalcémoslo con himnos por los siglos.

Bendito el Señor en la bóveda del cielo, alabado y glorioso y ensalzado por los siglos.



ROMANCE DE NUESTRA
SEÑORA DE GUADALUPE

Manuel M. Ponce

Gaviota Guadalupana
Submarina y marinera.
Los ángeles te bajaron
de tu almanaque de piedra.

Y descendiste hasta el fondo
a tocar las entretelas
del mar que, todo amargura,
es un corazón que tiembla.

Tus camarines de vidrio
cantan una pastorela
de rebaños escamosos
y de fósiles estrellas.

Aguamarina tus ojos
piélagos son de clemencia
suben al cielo tus lágrimas
como burbujas pequeñas.

(…) Guadalupe submarina,
¡oh rosa de madreperla!
y en los inviernos del agua,
nuevo milagro entre peñas


INTERCESIÓN DE SANTA LUCÍA


Señor, te suplicamos por intercesión de Santa Lucía:

─ Que nos defienda de la ceguedad, de la avaricia y de la ambición.

─ Que no obscurezca nuestros ojos la ceguedad de la ira.

─ Que no nos permitas caer en la ceguedad de la envidia.

─ Que no nos ciegue el vicio de la sensualidad.

─ Que no nos quite el conocimiento, la ceguedad del amor propio.

─ Que no se apodere de nuestra alma, la ceguedad de la vana gloria.

─ Que jamás lleguemos a la ceguedad de la obstinación y dureza de corazón.


ORACIÓN FINAL

¡Oh Dios, que eres nuestra fortaleza y sostén concédenos por la intercesión y méritos de Santa Lucía la vista espiritual de nuestras almas para conocerte y amarte, fortalécenos y consérvanos la del cuerpo, para fielmente trabajar por tu gloria. Por Jesucristo Nuestro Señor, Amén.









5º EVENTO DEL ANIVERSARIO DEL DESCUBRIMIENTO
DE LA BAHÍA DE SANTA LUCÍA 13.DIC.2006

MAÑANITAS A SANTA LUCÍA

Mons. Silvino Moreno Rendón



Despierta Mártir de Cristo
Virgen santa celestial
Los fieles de esta bahía
Te queremos saludar.

Alcánzanos del Señor
horror para la maldad
para tener el valor
de buscar la santidad.

Fuiste de Dios escogida
para ser la protección
de esta grey aquí reunida
que implora tu intercesión.

Más antes de separarnos
santa mártir muy querida
bendice a los que aquí estamos
para imitarte en la vida.

No hay comentarios: