BIENVENIDO

BIENVENIDO
ABBA PADRE

lunes, 28 de marzo de 2016

APOLOGIA DE LOS VALIENTES BUZOS DEL GLORIOSO COMANDO SUBMARINO EN ACAPULCO


“Apología a nuestros valientes buzos del glorioso COMANDO SUBMARINO”.
MAR AZUL. POR BETO “DELFÍN” FARES.

Nuestros hermanos buzos de los corazones valientes del comando submarino, están cumpliendo 60 años de existencia, desde que el ahora capitán Rafael Vilchis, en una idea extraordinaria, envía un escrito en el año de 1955 a la Secretaría de Marina, solicitando tener un cuerpo de buzos de rescate submarino, la idea es bienvenida y en el año de 1956, la Secretaría de Marina, autoriza formar un grupo de buzos selectos y Acapulco es elegida  como la base de los valientes pioneros, por su brillante trayectoria nombran al gran buzo Apolonio Castillo Díaz, como su primer Comandante.
Así con un puñado de veintitrés buzos en el año de 1956, surge la élite del buceo, a pesar que su primer Comandante Apolonio el titán de los mares, fallece en la misión de tratar de rescatar los cuerpos de una pareja de Neoyorquinos, Joseph Mitchel y Edith Hallock, fueron brutalmente asesinados y arrojados sus cuerpos a los abismos de las profundidades. Apolonio Castillo, comete un grave error en el buceo, en su primera inmersión acompañado por el buzo Rafael Vilchis, no encuentran nada y Polo desesperado, tratando de lavar el nombre de Acapulco, sin respetar los tiempos de espacio en un buceo de repetición, pide un nuevo tanque de aire comprimido y se lanza al mar, pronto el abismo le cobra la factura, Polo sale descompresionado y es llevado a la Escuela de buceo de Aqua Mundo, lo ingresan a una rústica cámara hiperbárica, un tubo alargado, dónde solo cabe un buzo, Apolonio se desespera, sufre de claustrofobia, grita que lo saquen, sale y es llevado a su casa, más tarde vuelve a sentir los síntomas de la descompresión y lo llevan al hospital de la Base Naval, dónde fallece el once de Marzo de 1957, nuestro primer buzo mexicano, primer comandante del comando submarino, es la primera sangre del buceo mexicano, Apolonio Castillo Díaz.

Miles de hazañas del temerario corazones valientes de nuestra heroica Armada de México, siempre arriesgando su vida por salvaguardar la integridad de las personas en peligro, los vemos en atrevidos rescates, superando los peligros, desafiando a la misma muerte, nuestros buzos de rescate, están muy bien preparados, cumplen a carta cabal, se entregan en cuerpo y alma, son un  verdadero orgullo para todos los Mexicanos, en cualquier desastre, de huracanes, terremotos, atentados terroristas, sabemos que nuestros hermanos de la Gloriosa Armada de México, se la rifan al punto de quiebra.

Me siento un buzo deportivo afortunado, he sido invitado por los buzos navales en muchas ocasiones, ahora nos dieron una maravillosa exhibición de rescate en sus nuevas instalaciones en la Base Naval, los nuevos buzos de rescate, son preparados al máximo nivel, con una disciplina férrea, sus instructores tienen conocimientos sólidos, los preparan en el nivel de la excelencia, conmueven las fibras del alma, son extraordinarios rescatistas, tremendos buzos, merecen toda nuestra admiración, agradecer a los pioneros del Comando Submarino, mencionando a su emblemático fundador del valeroso Comando Submarino, maestro Capitán Rafael Vilchis, a mi hermano Capitán David Ramírez Nava, a todos mis hermanos buzos Loco Torres, Ángel Moreno, Elías Memije, Arturo Mañón, Justo Lorenzo, a todos los buzos del Comando Submarino en sus diferentes generaciones, todas y cada una de ellas con sus méritos propios, han escrito con letras de oro, la historia del buceo de rescate, son héroes del pueblo Mexicano, gracias forjadores del Comando Submarino´

No hay comentarios: